Publicado: 10 de Marzo de 2014

Los fuertes vientos de la pasada semana dejaron huella en algunos edificios en los que hemos tenido que subsanar algunas zonas y quitar el peligro de desprendimiento